Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog

*VICTIMA DE LA UNIVERSIDAD DE LUZ en MADRID

Me llamo Elena, he destrozado a mi familia, y a mí misma.

 

285779 297321193705790 842776043 n

Hace unos años tenía una vida razonablemente feliz, un marido trabajador, dos hijas estupendas, una vida...demasiado cómoda. pero la rutina, el aburrimiento, ...

 

Jamás olvidaré ese desgraciado día que conocí a Pepe. Es cierto que siempre tuve inquietudes por temas sobrenaturales, y claro, Pepe me fascino. Un asunto laboral lo interpuso en mi camino. Parecía un enviado de la providencia. Mostraba las mismas inquietudes que yo, ángeles, arcángeles, tarot, cartas astrales, espíritus... Era encantador, y muy persuasivo con el lenguaje... Siempre encontraba las palabras justas para hacerme encontrar bien. Su seguridad, sus halagos, sabía decirme en cada momento lo que yo quería escuchar y sus conversaciones me ayudaban a endulzar lo que yo consideraba una monótona vida. No me encontraba muy bien en mi matrimonio, sentía como si mi marido no me quisiera ya lo suficiente, y mis hijas se iban haciendo cada vez más mayores.

 

También estaba muy agobiada con los problemas de Paloma mi hija menor, que nunca iba bien en el colegio Su retraso en el aprendizaje y fundamentalmente en la lectura nos tenía muy preocupados.

Poco a poco fuimos intimando, y los correos electrónicos inicialmente, y posteriormente las llamadas telefónicas se fueron multiplicando. Sin darme cuenta le fui abriendo mi intimidad. Es curioso como los psicólogos pueden ser capaces de introducirse en nuestras cabezas para intentar arreglarlas, pero espeluznante como seres repugnantes como este lo hacen para destrozarlas.

 

Poco a poco y sin querer, pepe me extrajo toda la información que quiso. Sabía todo sobre mi familia, nuestro patrimonio, mis hijas, mi marido, mis padres, sobre mi tía Eloísa ya fallecida, a la que tanto quise siempre. Con mi tía mantenía una relación muy especial, y este individuo supo distanciarnos, distancia que se mantuvo en los últimos años de su vida, lo que jamás me podré perdonar, aunque sé que allá donde este seguro que habrá sabido perdonarme.

 

Pepe me convenció fácilmente de que yo era un ser de luz. Mi marido y mis hijas me robaban la luz, y mi espíritu necesitaba buscar su equilibrio, me convenció que necesitaba equilibrar mis chacras. No me costó mucho trabajo encontrar una excusa creíble por mi marido, para desplazarme a una localidad vecina y encontrarme con él. Ese maldito día definitivamente concluyo la vida tal y como había sido para mí hasta entonces: chacras 1. El ambiente era perfecto: una mezcla de sensaciones: por un lado la sensación de hacer una travesura, la inquietud por lo desconocido, la búsqueda de sensaciones nuevas. Nunca me imagine que unas manos pudieran tener tal efecto: las luces, los aceites, las velas, no sé el ambiente era extraño e hipnótico. Pero... Algo cambio en mi interior. Desde entonces comencé a sentir sensaciones extrañas: De una parte una sensación de bienestar, pero por otro lado una agresividad proyectada hacia mi familia y fundamentalmente hacia mi marido y hacia las personas que me querían. Todo se intensifico con chacras 2 y chacras 3.

 

Poco a poco me fui volviendo egoísta: So ´Ham, es decir en el lenguaje de la luz ¨yo soy dios, como me inducía a repetir una y otra vez en mis meditaciones.

Todos los domingos hacia estas meditaciones que Pepe me mandaba, ¨adonai, adonai , tsebayot, santo santo es el señor de las entidades celestiales melek metatron´´....

Que ahora veo como palabrería sin sentido. Desconocía entonces la peligrosidad de estas meditaciones.

Pepe sabía embaucarme: Me habló de sus viajes místicos, me decía que ellos eran un grupo de amigos que compartían las mismas creencias que nosotros pero que a la vez era un grupo muy divertido, y que me vendría muy bien ir con ellos a sus reuniones para superar la crisis que estaba pasando. Esto, claro, comparado con mis vacaciones en la playa y mi rutinaria vida me fascinó. En uno de estos viajes conocí a esperanza, a Francisco, a Juan Ramón, y a todo el grupo.

 

Pepe supo perfectamente llevar mi matrimonio hacia la hecatombe que desde el principio tenía planeada, como ya anteriormente había hecho muchas veces, y como desgraciadamente, sigue haciendo hoy día ante la pasividad de policías, leyes, y sociedad en general.

Mi ya por entonces maltrecho matrimonio no pudo aguantar la primera embestida, inducida por este individuo, que conocía todos los entresijos de mi personalidad, y al poco tiempo planteé una separación temporal a mi marido, siempre ajeno a la realidad de las cosas.

 

Ese verano fue fantástico. Una nueva soltería se mostraba ante mí y con todo lo que esta conllevó.

Pepe supo convencerme fácilmente de que sus cristales mágicos, litios me harían un gran bien. Me ayudarían a entrar en meditación profunda, serian unos portales mágicos... Primero le compré el portal del ángel, casi 300 euros. Luego igualmente supo persuadirme de que en mi situación me vendrían bien los diamantes cristalinos primero uno, luego otro, luego otro, cada uno de ellos 350 euros más gastos de envió que en este tipo de productos tan delicados, es alto. Un día me comento que a mi hija Paloma le vendría bien tener un litio en su habitación, pues ella tenía aura azul, era una niña índigo, y realmente no tenía un trastorno atencional como nos habían dicho los psicólogos y psiquiatras infantiles a los que habíamos consultado, sino que sus profesoras del colegio y los psicólogos no sabían entender sus grandes capacidades, que era una niña de la nueva era.

 

Fui a varios de estos viajes ´´místicos´´ que me costaron mucho dinero. Nunca me importó abandonar mis obligaciones laborales, familiares, ni el hecho de no disponer de dinero suficiente,... Hacía todo lo posible para sacar dinero fuese de donde fuese.

Realice los 48 pasos de la ascensión de kryon, en total 960 euros, Emf balance, etc... El quebranto económico era ya notable.

A nivel matrimonial todo estaba definitivamente roto y por fin obtuve el divorcio al que tanto se resistió mi marido.

 

Fue pasando el tiempo, y agrandándose la distancia con mis hijas. Elena ya era un poco mayor cuando surgieron los problemas, y además siempre había sido muy sensata, como su padre, y supo rehacer su vida. Paloma siempre ha arrastrado sus problemas y dejó de estudiar. Un día dejé de ver su aura azul, que fue sustituida por esa sombra de tristeza que apareció en su mirada cuando rompí mi familia, y que todavía no la ha abandonado. Por mi parte yo intente rehacer mi vida desde entonces con varias parejas pero no lo he conseguido. Llevo varios años en tratamiento psicológico y de psiquiatra en psiquiatra, y ciertamente estoy mucho mejor, pero aun siento sensaciones extrañas: Esos calores en las manos, esas crisis de ansiedad, esas pesadillas que me despiertan en medio de la noche...

 

No puedo perdonarme hoy día todo el daño que he hecho a mi marido y Mis hijas, y a mi misma...