Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
GRUPOS COERCITIVOS Y DE MANIPULACIÓN MENTAL

RedUNE-Red de Prevención del Sectarismo y del Abuso de Debilidad

La red sectaria de los "sueños"-4 Life

Miles de personas son captadas por comerciantes de venta multinivel                        
La promesa de un sueldo “infinito” es el gancho de algunas empresas                 Pincha aqui :  linkconoce_los_productos_4life-4caa4933dc8a3040c050b8075.jpg

Los expertos advierten de que su funcionamiento es similar al de las sectas
Top of Form 1     NUESTRA COMPAÑERA MARGARITA BARRANCO DELEGADA DE RedUNE EN CATALUÑA INTERVIENE EN DICHO REPORTAJE
    
   
Bottom of Form 1
ASÍ FUE EL FINAL DE MI HERMANA EN 4LIFE. TESTIMONIO DEL HORROR.
Hoy he conocido la noticia de que el pasado día 11 de abril fue emitido un reportaje para Radio Nacional de España realizado por el periodista Manuel Moragas, a quien tengo que agradecerle personalmente el estupendo trabajo que ha hecho (resumir en 10 minutos tanta información sobre el tema de las sectas comerciales). Manuel me entrevistó para ofrecer mi experiencia como familiar de una captada por 4life.
Mi hermana entró en contacto con esa empresa a través de su paso previo por un camino que muchas veces lleva a ese tipo de negocios: las terapias alternativas, el Reiki, la homeopatía, la cristaloterapia, etc. Una amiga, que reapareció en su vida casualmente cuando mi hermana se encontraba en un momento bastante malo a nivel afectivo y muy vulnerable psicológicamente, le presentó a un personaje que a partir de entonces se convertiría para ella en una especie de dios. Este personaje, al que llamaré M., tiene una clínica de dudosa legalidad en una población cercana a Madrid.
M. debe mover bastante dinero en esa clínica que ni siquiera se anuncia con carteles en la fachada del edificio, aparenta ser una vivienda. No creo que aparezca en el registro mercantil. Vende humo, por tanto, vende nada. Por tanto, nada que declarar, supongo.
M. empezó a introducir a mi hermana en los masajes Reiki, en rollos de las terapias energéticas y holísticas, fue a muchas sesiones durante muchos meses, de ahí que a mi hermana le surgiera el interés de acudir a cursos para aprender más sobre ello, cursos que por supuesto impartía el tal M. como profesor porque M. es Maestro Reiki de no sé qué nivelazo.
M. es el típico tío que es lo más de lo más en todas esas cosas. Mi hermana terminó con tal dependencia psicológica de este sujeto que hasta le hacíamos bromas con si debería consultarle antes de ir al cuarto de baño, etc.
Al principio nos lo tomábamos como algo a lo que ella se había agarrado para intentar salir del bache personal en que se encontraba. La veíamos contenta, con ilusiones, en fin, no compartíamos con ella el interés por esos temas que nos parecían tan absurdos, pero pensábamos que mientras le ayudase, pues bienvenido fuera. IMAD
Sin embargo, la vida de mi hermana comenzó a estrecharse en torno al tal M. y sus cursos, sus reuniones con otros "pacientes". Todos los seminarios de formación eran en fines de semana, lo cual interfería con la vida familiar, ya que si nos juntábamos a comer un sábado, no podía venir, pero el domingo tampoco. En fin, comenzó un distanciamiento que nos empezó a preocupar y también a sentirnos "enfadados". Nos estaba dejando en segundo plano, podíamos pasar semanas sin verla, pero todo fuera por su formación. Prácticamente vivía en la clínica de este M., ella y el resto del círculo de "pacientes" que se iban convirtiendo en una especie de amigos energéticos universales en la dimensión de la luz, por decirlo de algún modo.
Un buen día mi hermana nos anunció contentísima que por fin M. le había propuesto entrar en el equipo que él había seleccionado para entrar en un negocio maravilloso. Un negocio a toda prueba. Un negocio con garantías y pocos riesgos. Objetivo: convertirse en millonarios y alcanzar la "libertad financiera" y la "libertad personal". Con apenas unas horas de dedicación, una fuente de ingresos creciente hacia el infinito. Por supuesto, ella se negó a presentarnos su negocio y a darnos información exacta sobre él. La información nos la tenía que proporcionar M., que era el líder del equipo, en una reunión en un lugar adecuado, durante un par de horas, para poder comprender sus explicaciones con toda nuestra atención. Esto ya me tocó las narices, con perdón. No entendía que mi propia hermana no pudiera (no la dejaban hacerlo) confiar en mí y contarme en qué consistía eso que le hacía sentir tan feliz.
Así que me negué. El tal M. tiene bastantes aptitudes de líder, es un gran manipulador, tiene muchas tablas en hacer creer que tiene influencia sobre sus pacientes para resolverles todas sus dolencias y todos sus problemas, fueran físicos, psicológicos, etc. El tal M. sabe que tiene esas cualidades y las explota muy bien. A mí ese tipo de personajes no me inspiran ninguna confianza, aunque reconozco que tampoco consentí en someterme a sus argucias. Si lo hubiera hecho, quizá me habría manipulado y habría terminado como mi hermana, adorándolo como si fuera el dios supremo del universo.
Mi hermana se dejó una buena pasta en la clínica de M. Pero a partir de entrar en el negocio de 4life como distribuidora independiente, patrocinada por M., claro, los gastos fueron incrementándose. La empresa te obliga a comprar un montón de artículos formativos (Cds, libros, guías, kits, revistas, maletín, productos, etc.) y debes hacer un consumo mínimo mensual de esos productos "milagrosos", que son solo vitaminas y cosas así pero que te cholas venden como si fueran la solución definitiva para curar el cáncer, la diabetes, enfermedades autoinmunes y hasta trastornos psicológicos y enfermedades psiquiátricas (esquizofrenia, autismo, TDAH infantil...).
Mi familia y yo nos reíamos de tantas idioteces, la verdad. Cada vez estaba más idiotizada con esta gente, lo de 4life fue el remate total. Dejamos de reírnos y tomárnoslo a broma cuando comenzamos a ver cambios muy extraños en mi hermana. Una chica sonriente, cariñosa, extrovertida, muy querida por muchas personas, con un gran don de gentes, muy divertida, se fue convirtiendo en una especie de robot que permanecía en absoluto silencio cuando estábamos reunidos la familia, no participaba en ningún tema de conversación, evidentemente ya no le interesaba nada que no fuera relacionado con ese nuevo estilo de vida que había encontrado en 4life y con su equipo y su líder.
Su mirada era distante, como hacia adentro, se mostraba apática ante momentos en que los demás reíamos, había perdido su sentido del humor, incluso evitaba el contacto visual y físico por ejemplo con sus sobrinos pequeños, a quienes siempre había adorado. Sus sobrinos también se daban cuenta, no entendían por qué su tía estaba tan rara y por qué ya no era cariñosa ni divertida. estafa
Era como si alguien extraño hubiese ocupado su cuerpo. Alguien que no era ella estaba dentro de ella. Ella ya no estaba ahí. Bueno, alguna vez, extrañamente, volvía a aparecer, como si su verdadera personalidad estuviera aún dentro, pero no sabíamos muy bien a qué achacarlo. Esto nos confundía toda vía más, nos hacía sentir mal, tal vez cuando se mostraba tan fría afectivamente con nosotros y tan indiferente hacia su alrededor era por algo que nosotros tal vez hacíamos mal. Ya no sabíamos cómo acertar. Era imprevisible. Además, nos hacía sufrir el hecho de saber que algo de ella quedaba dentro, pero que no éramos capaces de sacárselo. Era como si no supiésemos hacer algo bien para que saliera ella, ella la verdadera, y se marchase afuera esa otra que no era ella.
Pero volvía a ser todo igual, y cada vez peor. Si antes no tenía tiempo para nosotros, ya no tenía tiempo ni para sus amigos de toda la vida, que por cierto también notaban esos cambios tan extraños de personalidad. Se hacían planteamientos como los nuestros: ¿será que ya no lo pasa bien con nosotros? ¿será que ya no le interesamos como personas? ¿habremos hecho algo sin darnos cuenta para que ella se comporte así con nosotros?
Nunca se te ocurre pensar que todos esos cambios tan llamativos y drásticos puedan tener su origen en esa empresa y en ese negocio que va a suponer su éxito total en la vida a todos los niveles. Intentaba vendernos los productos, pero no tuvo mucho éxito entre nosotros. Tampoco entre amigos de amigos de amigos, creo que se debió recorrer mentalmente toda su vida y la de sus conocidos para poder llenar páginas y páginas de nombres y números de teléfono para encontrar lo que ellos llaman "prospectos".
El nivel de exigencia en cuanto a la formación como distribuidor y desarrollador de nuevas redes de captados por parte de todos los miembros de su equipo, supervisados y controlados por su líder M., iba en aumento. Cada vez más horas de estudio, meditación, lecturas obligadas, asistencia innegociable a eventos, talleres, presentaciones públicas de "la oportunidad" en un hotel cercano a la Estación de Atocha, en Madrid (Rafael Hoteles), etc.
Y como su equipo y su líder querían promocionar al primer nivel de la estructura (piramidal), llamado Diamante Internacional, pues más gastos en materiales de formación, más gastos en actos a los que acudir, más dedicación, más obligación de mantener prospectos fijos y según un número determinado, las pocas horas que le dijeron al principio del negocio se convirtieron en vivir solo y exclusivamente para 4life y la empresa que forma a los líderes y a los distribuidores que van a entrar en el juego de extender la pirámide (los multiniveles, que la palabra pirámide es tabú en estos negocios), llamada International Networkers Team.
Mi hermana solo reía y sonreía en compañía de esta gente. Entre ellos se hablaban con un lenguaje encriptado, una jerga propia incomprensible para los de fuera. "Somos una constelación familiar", por ejemplo. Sus compañeros de equipo parecían haberse convertido en un año en los mejores amigos de toda su vida. Se enviaban continuos mensajes por el móvil con frases motivacionales. Mi hermana no paraba de escribir en todas partes una especie de chakras que debía repetir hasta el infinito. "Me amo, me gusto, me respeto, lo que pienso es lo que soy, mi mente determina lo que será, me perdono, me acepto"...un montón de chorradas similares. Autosugestión total. Ese tipo de meditaciones son obligatorias en 4life, además de otro montón de frases hechas que allí dentro te obligan a repetir como un loro, escribiéndolas cientos de veces si hace falta hasta que las interiorices.
Todo esto lo he descubierto después de su muerte. Si yo no me hubiese tomado esto como una mera chaladura que se le pasaría con el tiempo, si yo hubiera investigado cómo actúan 4life-INT con sus prácticas de coerción mental, si yo hubiera sabido que su manipulación para captar y retener se realiza conforme a unos planes estudiados, con unos momentos y unas fases previamente planificadas, tal vez podría haberle ayudado a romper ese proceso antes de que fuera demasiado tarde. Según los expertos en sectas, las técnicas de manipulación que emplean estos grupos son tan a cuenta gotas que los propios captados son incapaces de darse cuenta de lo que están haciendo con ellos. img289.jpg
Y poco a poco van consiguiendo eliminar la personalidad de la persona captada y construir una nueva, con unos nuevos valores, que si la persona no fuese manipulada seguramente rechazaría, y con una nueva visión del mundo. Un mundo donde la compañía es su nueva familia, es como el buen samaritano que te ha sacado de la infelicidad o de tus carencias para llenarlas completamente sin que puedas ofrecer resistencia. La compañía, sus líderes, sus puestas en escena demenciales, donde la euforia colectiva se desata, los sonidos estruendosos de aplausos y reverencias a los líderes, todo es un nuevo mundo para el captado, del que ya es muy difícil escapar. Porque te hacen creer que fuera de ahí no hay nada, no tenías nada hasta que les conociste, no eras capaz de alcanzar tus sueños hasta que les conociste, eras un fracaso antes de conocerlos.
Resumiendo mucho, mi hermana durante su úlimo mes de vida o quizá algo más encontró un trabajo después de haber estado mucho tiempo en el paro. El horario era de diez a doce horas diarias. Una serie de circunstancias familiares que había que atender de forma prioritaria, en fin, una vida diaria donde ya el tiempo para dedicarse las 24 horas del día a 4life y a las exigencias que suponían ascender a categoría de "Diamante" ya no podía cumplirlas.
Su línea descendente exigida para promocionar me temo que no crecía ni en número de miembros captados ni en número de ventas. Esto naturalmente implicaba que su equipo se veía perjudicado, ni su líder M. conseguiría su ambicioso propósito (aunque luego sí lo ha conseguido, por noticias que he recibido). En 4life-INT se te adiestra para que el grupo, la organización, etc. sean lo prioritario antes que la persona individual. Al entrar se te entrena para dejar de ser uno, tienes que aprender a ser todos. Tú como individuo no importas, no importan tus opiniones personales, tus críticas o sugerencias, se te inculca una admiración y un respeto reverencial hacia cualquier superior, se te entrena hasta en qué posturas y qué gestos debes hacer en presencia de otros de la compañía.
Todo está absolutamente controlado, a nivel de tu vida privada (tu líder tiene que supervisar tu planificación horaria cotidiana y qué haces en cada momento) y de tu vida social. Nada se escapa a su control. Ya no eres tú, eres de la compañía, de esa nueva familia que te hace creer que te aman por encima de todas las cosas y para quien en realidad no eres más que una pieza en un gran engranaje.
Los cuantiosos ingresos que mi hermana iba a conseguir mensualmente son de risa. Siguen llegando los informes de 4life donde consta que al mes su beneficio ha sido de 7 euros (mientras estaba dedicada a ello). Pero claro, si en este tipo de sectas comerciales tú no triunfas, es por tu culpa y sólo por tu culpa. El sistema te dice qué hacer, cómo, cuándo, te ofrece los medios formativos, las herramientas (materiales)...te dan todo. Tú solo tienes que limitarte a repetir, copiar, clonar, duplicar. Y si no consigues los resultados propuestos, es que estás fallando.
Mi hermana pasó sus últimos días llena de angustia, aunque si le preguntábamos por las razones seguía hablándonos en ese lenguaje extraño, como en clave, que no nos aclaraba mucho, sinceramente. Repetía que no era capaz de conseguir su sueño. La palabra sueño era algo tan etéreo..¿qué sueño? Si tenía 28 años le quedaba mucha vida para seguir buscando ese sueño, como intentamos hacer todos. Pero no. Después supimos, estudiando a fondo materiales formativos de INT 4life a qué se refería con ello. Su sueño como punto de partida y punto de llegada en ese proyecto de negocio tan falso: conseguir el éxito, la libertad financiera, la felicidad personal.
Después comprendimos que no había posibilidades reales de conseguirlo, por eso no aceptaba argumentos que le ofrecíamos tratando de animarla. Dos días antes había comunicado a la doctora a la que acudió por esa ansiedad creciente que se sentía RECHAZADA por su grupo, su líder M. y sus compañeros de equipo, esos amigos siderales que la amarían siempre hasta el confín del universo.
Se sentía RECHAZADA, sentía que intentaban dejarla de lado, distanciarse de ella. Todo sugiere que ella ya no era útil para el negocio. Ella no cumplía con las expectativas. Se le rompió el mundo. En su movil aúin están sus mensajes desesperados pidiendo perdón a su líder y compañeros por el inmenso sufrimiento que sus errores les pudieran estar ocasionando. Qué tipo de errores pueden causar ese "inmenso sufrimiento" para que parezca que no tienen perdón. Les suplicaba que al menos pudieran seguir siendo amigos, lo cual indica que se había producido una separación entre mi hermana como miembro de su maravilloso equipo y de sus compañeros y su líder que antes que nada habían sido amigos.
Esta es la verdad. No vi a nadie de 4life llorar en el tanatorio. Estaban contentos, mi hermana estaba llena de luz y de energía viajando por el universo. Así la visualizaba su líder, M. y por tanto, todo tan contentos.
Las dos últimas llamadas que recibió mi hermana la noche anterior fueron una de su líder y otra del máximo líder de 4life en Madrid. metodo-grinberg.jpg
Ellos siguen sus vidas, vendiendo felicidad en botes de pastillas y adiestrando gente que acude a los reclamos de falsas ofertas de empleo. Siempre habrá personas enfermas, desesperadas, solas...que escuchen sus palabrerías perfectamente estudiadas, que les ofrezcan aquéllo que no tienen y les hagan soñar con un futuro mejor, lleno de dinero y vida de lujo. Todo un espejismo.
Pero mientras unos pocos se forran, como el líder M. y otros tantos, miles de incautos son capaces de arruinar su vida, dejar de lado a maridos, mujeres, hijos, amigos de toda la vida, padres, madres y hermanos para intentar alcanzar la zanahoria.
Al líder M. de mi hermana y a sus compañeros de equipo les deseo que cumplan sus objetivos de ser archimillonarios. Pero también que no puedan olvidar su sonrisa ni un solo día de sus vidas. Ellos saben muchas cosas que quizá yo jamás descubriré. Han callado. Han desaparecido.
Mi hermana se esfumó en vida aunque viviera en su cuerpo gracias a esta gente tan espiritual y tan materialista, qué paradoja. Esa fue la primera vez que la perdimos.
La segunda ha sido la definitiva. Y lo más indignante es que ellos la visualicen como un ser energéticamente feliz y pleno por ahí volando, mientras nosotros lloramos cada día porque ya no la veremos más.